En la Vera el pimentón es artesanía. Artesanía en su plantación: el crecimiento del pimiento depende de un terreno bien labrado, abonado y nivelado, del buen riego proporcionado por el agua de la Vera y del excelente clima de la comarca.

Artesanía en la recolección: maduros y con su color rojizo, son recogidos a mano, uno a uno y en el momento justo.
Artesanía en los secaderos: con el tradicional secado al humo, diferente al resto de las zonas productoras de pimentón.

Allí permanecerán durante 15 días sobre leña de roble y encina, deshidratándose lenta y suavemente, con paciencia y el trabajo de manos expertas, hasta adquirir en este proceso ese característico olor y color que los hace tan especiales. Y por fin, artesanía en los molinos: de piedra, tradicionales, cuidando la molturación hasta conseguir ese polvo rojo, fino, uniforme y de una calidad inigualable.
     
     
El rey de la vera. Todos los derechos reservados. 2014 · Aviso Legal · Política de Privacidad